CARBONCILLO

En el arte, sobre todo en el dibujo o la pintura, el carboncillo es el «palillo de brezo, sauce u otra madera ligera», como olivo o abedul, carbonizado, usado para aplicar los trazos del dibujo. Aunque es utilizado típicamente para realizar el boceto, también puede presentarse como obra acabada, habitualmente junto con otros materiales como sanguina o lápiz, y es especialmente valorado para realizar retratos.

Como material de dibujo, mientras el carbono cristalizado del grafito usado en lápices permite moverse con facilidad​ sobre el papel y trazar líneas precisas​ y más finas gracias a la posibilidad de afilar el lapicero, el carboncillo deja trazos más gruesos e imprecisos. Asimismo, se presta al difumino, permitiendo así efectos y tonos variados. Por otra parte, el negro del grafito tiende a dejar un lustre metálico y gris,​ mientras que el carboncillo es negro.

Carboncillo
Retrato de Perro
DIbujo a carboncillo
DIbujo a carboncillo
DIbujo a carboncillo